Cuando buscas un centro de pilates siempre surgen las mismas dudas: ¿cuántas personas seremos en clase? ¿qué titulación tienen las monitoras? y sobre todo ¿cómo serán las clases de pilates?

Cómo nos preparamos

Clases de 1, 2 ó 4 personas

En Fisio-Pilates en Positivo somos conscientes de la gran demanda que hay a la hora de ofertar pilates, y por ello nuestras clases se preparan a conciencia dependiendo del número de participantes que tengamos:

  • Clases de pilates privadas individuales
  • Semi privadas de 2 personas
  • Grupos reducidos de 4 personas máximo

Como el número máximo de alumnos es de 4 personas, nuestras especialistas en fisioterapia y pilates con titulación en Fisioterapia y certificadas por la PMA (Pilates Method Aliance), están en todo momento pendientes de que el entrenamiento y estiramiento se haga de forma correcta.

Esto significa que no queremos que hagas el mismo ejercicio de 10 repeticiones si lo estás haciendo mal; Te paramos, corregimos, y queremos que aprendas a hacerlo bien desde el principio (y todas las veces futuras).

El «quién» es muy importante en nuestras clases de fisio-pilates

No todos somos iguales, y por ello, a la hora de preparar las clases de pilates pensamos en quién las va a recibir. Cuando te apuntas a nuestro centro, te hacemos un breve cuestionario para conocer tus dolencias (pasadas y actuales), y de esta manera tener la información presente cuando estemos entrenando contigo. Pero también te las hacemos en el día a día en el inicio de cada sesión; ¿Por qué? Porque así las clases se adaptan a ti y no tú a las clases.

Objetivos

Cuando hacemos nuestros planes semanales y mensuales, pensamos en objetivos que queremos conseguir con ese grupo (o persona), cómo ha evolucionado con nosotros… y en base a eso, organizamos la sesión: ejercicios en el reformer, en la torre, con las pelotas de fitball, los rulos, las bandas, las mancuernas, combinamos pilates suelo con pilates máquina…

Improvisación controlada

Pero también muchas veces tenemos que improvisar en medio de la sesión: alguien viene con un dolor de última hora, algún tirón al realizar un ejercicio, el grupo está más cansado de lo habitual… Cuando este es el caso, sobre la marcha reorganizamos el plan que teníamos y reconducimos la clase y la adaptamos.

Progresión

Nuestro objetivo es que mejores. Si has venido a Fisio-Pilates eres alguien que tiene claro que su cuerpo «le habla» y hay que «escucharlo», y nosotras también lo hacemos; Por eso nuestras clases se basan en que aprendas a realizar los ejercicios, pero también a que aprendas a entender tu cuerpo, cuándo es suficiente, y puedas corregir posturas.

La progresión puede ir desde conseguir que se haga una flexión de tronco sin dolor de cuello, hasta que se vaya aumentando poco a poco ese trabajo abdominal más profundo, por ejemplo.

Ejercicios en aumento o por partes

Basándonos en lo anterior, unos días no centramos más en trabajar flexibilidad, otros en fortalecimiento, la fuerza, miembros superiores, inferiores, coordinación, fluidez, control… Dependiendo del grupo, el quién y el qué adaptamos los ejercicios para las necesidades de ese grupo o esa persona en trabajo en individual.

La observación es la clave para el pilates

Con el paso del tiempo y en función de lo que hemos ido observando dándole clase al cliente: su capacidad de entendimiento, su posibilidad física, y su energía a la hora de realizar los ejercicios en la clase; intentamos que en cada clase se trabaje en todos los planos de movimiento, así como distintos grupos musculares. Siempre y cuando se siga la regla del «no dolor».

Bienvenidos a Fisio-Pilates en positivo en Las Palmas